Llegaron los juegos mecánicos a la ciudad

Héctor Miranda