Lesionan pescadores a las ballenas grises en Ojo de Liebre, denuncian

Según los denunciantes, esta fotografía permite considerar que una embarcación colisionó con el ballenato durante el reposo o al salir a respirar y la propela generó la lesión en el morro al desplazarse sobre el animal.
Según los denunciantes, esta fotografía permite considerar que una embarcación colisionó con el ballenato durante el reposo o al salir a respirar y la propela generó la lesión en el morro al desplazarse sobre el animal.

Afecta la conducta de los cetáceos aseguran prestadores de servicios
Piden que pescadores de la región y no sólo los prestadores de servicios sean regulados por autoridades

Volcadura de embarcaciones y lesiones físicas y afectaciones conductuales a ejemplares de ballena gris así como varamientos, son algunos de los eventos que, a través de una denuncia ciudadana, habitantes de la comunidad de Laguna Ojo de Liebre en Mulegé denunciaron en esta temporada de avistamiento de ballenas, solicitando a las autoridades  que las actividades de pescadores de la región sean vigiladas para preservar la relación que el ser humano ha comenzado al cuidar de los sitios de anidación del majestuoso animal.

Se reportan accidentes tipo volcadura de embarcaciones en la bocana de la Laguna Ojo de Liebre durante las horas de la madrugada, que es cuando están regresando a puerto los pescadores de calamar, a decir de los pescadores locales, estos accidentes se deben a que estas personas (que no son de la región) regresan a altas velocidades y “chocan” con las ballenas grises a las que no pueden ver debido a la oscuridad.

Preocupados por esta situación, ya que los lancheros prestadores de servicios turísticos de la zona mencionaron la observación de varias ballenas varadas en la Isla Arena con lesiones que pusieron haber sido provocadas por las propias embarcaciones.

Los lancheros que se dedican  año con año acercar a los visitantes a observar el espectáculo natural, dijeron que las ballenas presentan “un comportamiento evasivo” y, según este reporte, hubo ya un caso de comportamiento agresivo. 

Los denunciantes mostraron como evidencia la fotográfica presentada en este artículo, tomada el 26 de enero, donde un ballenato de no más de un mes de nacido muestra una lesión lacerante rostral al espiráculo (en el morro) que coincide con el tamaño y posición de las propelas de una embarcación menor y una cicatriz en la porción dorsal del tórax transversal a la columna vertebral y a la altura de las aletas pectorales, consistente con la forma y posición de una quilla de embarcación menor.

Según los denunciantes, esta fotografía permite considerar que una embarcación colisionó con el ballenato durante el reposo o al salir a respirar y la propela generó la lesión en el morro al desplazarse sobre el animal.

Los lancheros locales consideraron que, dado que la ballena gris es una especie protegida las norma mexicanas, las cuales también regulan las actividades económicas en torno a la misma, pidieron que las autoridades lleven a cabo un esfuerzo coordinado para que otras actividades económicas que se realizan en la Laguna, sean sujetas a algún tipo de regulación y se pueda garantizar la permanencia de esta especie tan importante; sobre todo en este año, en que la abundancia de ballenas en la región es alta.

Cerca de 1,100 ejemplares se de este  magnífico mamífero se encuentran actualmente en aguas sudcalifornianas culminando su época de reproducción.

“No queremos ver que las ballenas se conviertan otra vez en el pez diablo de las historias y que la excelente relación que han establecido los humanos de Guerrero Negro con estos cetáceos no se vea afectada por gente irresponsable como los pescadores o autoridades que no atiendan a nuestro ruego” expresaron los denunciantes en una misiva a las autoridades y diversos medios de comunicación.

¡Comparte!

* * *