Ni “corrupto ni bribón” asegura Modesto
Modesto Robles
Ni “corrupto ni bribón ni aprovechado” dice exlíder del SNTSA, Modesto Robles Castro, hoy dirigente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Los Cabos.

La Paz, Baja California Sur.- No soy “corrupto ni bribón ni aprovechado”, yo “me paseo tranquilo” sabiendo que en el tiempo que estuve al frente de la sección 61 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) “cosas turbias no quedaron, adeudos tampoco”, asegura el químico Modesto Robles Castro, hoy dirigente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Los Cabos.

Esto para aclarar declaraciones realizadas por la nueva dirigente sindical, María Isabel de la Peña Angulo, quien a un mes de recibir la administración de manos de Robles Castro señaló haberse encontrado finanzas “incompletas”, comentando incluso que “ni papelería” dejó el químico.

“Quisiera presumir que así fuera, que estuviera todo totalmente limpio […] Desafortunadamente no fue al cien por ciento la entrega […] una entrega formal […] Estoy hablando propiamente del área de deporte […] Había unos pendientitos por ahí, a lo mejor no es tan relevante la deuda que hay, pero sí es significativo para nosotros porque al no darse una entrega no encontramos nosotros nada en finanzas, en cuestiones de cifras, de números, pues no encontramos nada […] Cada quien tiene su propia ideología y su concepto dentro de su propia profesión y función que desempeñe […] A mí, en lo personal, me hubiese gustado que me hubieran entregado formalmente […] A mí me hubiese gustado que fuese de esa manera con responsabilidad, con madurez, formalidad”, dijo en aquella ocasión De la Peña Angulo.

El ahora dirigente priísta asegura que el Comité Ejecutivo Nacional del SNTSA, así como el propio dirigente nacional, Marco Antonio García Ayala, recibieron informes detallados de su desempeño en aspectos financieros, por lo que “si hubiera alguna evidencia correspondiente de corrupción, de anomalías”, dice, invita a la nueva dirigente sindical y a cualquiera a que haga lo correspondiente en el plano legal:

“Que lo haga, yo creo que están las vías. Yo estoy muy tranquilo, me paseo tranquilamente, no hice nada más que servir […] Yo invito a que cualquiera que diga que están las cosas mal, pues, a que las compruebe […] Hasta eso que no me han llamado, y el día que me llamen para aclararlo con todo gusto estoy dispuesto, no me esconderé, porque ni corrupto ni bribón ni aprovechado. Trabajador como siempre”.

¡Comparte!

* * *