Aclara especialista sobre los sismos de ayer
sismo
El Dr. Ernesto Ramos Velázquez, profesor-investigador de la UABCS, asegura que la actividad sísmica continuará en los próximos días, disminuyendo su magnitud, y posiblemente una buena cantidad de eventos no serán detectados por la población.

Con el objetivo de informar a la población acerca de los recientes sismos registrados a lo largo de la península, el Dr. Ernesto Ramos Velázquez, profesor-investigador del Departamento Académico de Geología Marina de la UABCS, investiga los distintos factores que los ocasionan para mostrar un panorama real y científico a la comunidad sudcaliforniana. La intención es concientizar a todos sobre el hecho de que vivimos en una zona sísmica, por lo que se deben conocer las acciones preventivas y sus formas de ejecución, en el momento apropiado.

En entrevista, el Dr. Ramos Rangel aseguró que la Tierra está compuesta por placas tectónicas, las cuales se encuentran en constante movimiento, deslizándose y chocando unas contra otras. El deslizamiento es continuo, a través de fracturas que afectan toda la corteza, denominadas fallas geológicas; pero en ocasiones el movimiento se detiene parcialmente, y posteriormente se reinicia con movimientos rápidos. Durante estos movimientos rápidos, es cuando se generan los sismos, asociados a liberación de energía, la cual se propaga por la corteza terrestre y es sentida como movimientos bruscos del terreno.

Más adelante indicó que, tectónicamente, la península de Baja California y el sur de California (USA) forman parte de la placa Pacífico, la cual se desplaza hacia el noroeste, con respecto a la placa Norteamericana, que contiene el resto de México. La frontera entre estas dos placas es un sistema de dorsales cortas conectadas por fallas transformes, localizadas bajo las aguas del Golfo de California. Más adelante, el investigador dijo que, en esta frontera, el desplazamiento entre las placas produce sismicidad constante, la cual es ocasionalmente percibida por la población, como la ocurrida el día de ayer. “Estos sismos corresponden al sistema de fallas mencionado, tanto el evento principal de magnitud 6.2, como las réplicas que ocurrieron posteriormente. Todos los eventos se localizaron en el Golfo de California, a profundidades relativamente someras (10 km), y se interpreta que corresponden a fallas geológicas relacionadas con el desplazamiento de la península de Baja California”.

Este comportamiento sísmico no es aislado, porque en esta misma región existen registros de actividad de similar magnitud en junio de 1995. Es por esto que se interpreta que la actividad sísmica continuará en los próximos días, disminuyendo su magnitud, y posiblemente una buena cantidad de eventos no serán detectados por la población.

Finalmente, el profesor de la UABCS dijo que actualmente la sismicidad está siendo monitoreada constantemente por redes nacionales e internacionales para conocer la localización exacta de los eventos, su distribución y posibles efectos en los centros de población. “El departamento de Geología dela UABCSestudia las características de las fallas que se localizan en la península con objetivos prácticos y científicos. Desde el punto de vista práctico, se estudia la localización geográfica, zona de influencia y sentido de movimiento de las fallas para entender sus mecanismos de desplazamiento y analizar su posible efecto en la región. Por el punto de vista científico, se trata de entender el proceso de desplazamiento de la península de Baja California hacia el noroeste, y su segmentación a futuro”.

¡Comparte!

* * *