Lamentan sectores empresariales que el problema de grafiti sea tan serio

Héctor Miranda