La ley no se negocia, ni se impone, y la única obligación es acatarla: JFR

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!