Incontenibles los derrames de aguas negras en CSL

Las calles del centro convertidas nuevamente en arroyos
Falta de recursos, falta de planeación y falta de interés de las autoridades genera este grave problema
 

Fue la mañana de ayer cuando por la avenida Álvaro Obregón, se presentó una fuerte fuga de agua y bajó hasta la avenida Leona Vicario, recorriendo al menos 14 calles hasta perderse en la marina de Cabo San Lucas y fue hasta la tarde cuando se arregló el problema.
Fue la mañana de ayer cuando por la avenida Álvaro Obregón, se presentó una fuerte fuga de agua y bajó hasta la avenida Leona Vicario, recorriendo al menos 14 calles hasta perderse en la marina de Cabo San Lucas y fue hasta la tarde cuando se arregló el problema.

Ante la salida de los funcionarios de confianza del Organismo Operador del Agua, la mayoría se encuentra desocupando escritorios o cerrando compromisos, pero las obras de infraestructura hidráulica se encuentran suspendidas y esto es lo que ha estado generando fuertes problemas en cuanto a derrames de agua potable y de aguas negras en el centro de Cabo San Lucas.

Al respecto, personal del Organismo Operador del agua, que se dijo no estar autorizados para hacer declaraciones a los medios, comentó que inicia una fuerte desbandada en Agua Potable, y que ayer, se reunirían con la alcaldesa para exigir basificación por parte de gente que trabajó por más de cinco años con Antonio Agúndez Montaño.

Esto es lo que está limitando a los trabajadores de agua potable a cumplir debidamente con los programas de rehabilitación y bacheo de los problemas que se generan en las colonias y el centro de Cabo San Lucas, toda vez que muchos de los que forman parte de las brigadas de restauración, son compensados con más de siete años y a éstos, no los están tomando en cuenta para la basificación.

Mientras los estires y aflojes entre el sindicato y la alcaldesa Mirna Xibillé se están dando, los derrames de aguas negras y agua potable siguen afectando la imagen de Cabo San Lucas, pero sobre todo, la saluda de la gente, porque al contaminarse el agua potable con agua negra, los olores son tan desagradables que provoca náuseas o enfermedades intestinales.

Fue la mañana de ayer cuando por la avenida Álvaro Obregón, se presentó una fuerte fuga de agua y bajó hasta la avenida Leona Vicario, recorriendo al menos 14 calles hasta perderse en la marina de Cabo San Lucas y fue hasta la tarde cuando se arregló el problema.

¡Comparte!

* * *