Hotel Yeneka, un lugar fuera de serie

Héctor Miranda