Han perdido los diputados “credibilidad, valor y respeto”

Héctor Miranda