Fracasa el Estado en garantizar seguridad

Héctor Miranda