Es hora de limpiar la ciudad…

Héctor Miranda