Entre cientos de baches, viven los sanluqueños

Héctor Miranda