En las fiestas populares, espectáculos a precios impopulares

Héctor Miranda