En Costa Azul está la curva de la muerte

Pamela Padilla Soto

 Una zona de surf y de graves accidentes

Sin precaución cruzó la carretera sin imaginarse que un auto a alta velocidad, sería la causa de su muerte.
Sin precaución cruzó la carretera sin imaginarse que un auto a alta velocidad, sería la causa de su muerte.

La noche del miércoles 5 de octubre del 2011, al terminar su jornada de trabajo en una construcción de Costa Azul, (La curva de la muerte), en San José del Cabo, Agustín, de 31 años, esperaba el transporte para regresar a casa junto a su esposa de dos meses de embarazo, por lo que al ver que el camión se acercaba a la paraba, cruzó la Carretera Transpeninsular sin imaginarse que un auto a alta velocidad, sería la causa de su muerte.

Dicho accidente, es tan sólo uno de muchos que han ocurrido en dicho tramo, justo frente a un club nocturno, antes del puente de Costa Azul, donde a pesar de que vecinos y comerciantes que habitan en los alrededores, han solicitado a las autoridades la construcción de un puente o bien la instalación de reductores de velocidad, sus peticiones no han sido escuchadas.

A esa altura del Corredor Turístico, la recta hace que los automovilistas excedan el límite de velocidad, convirtiéndose en una zona frecuente de choques, volcaduras y atropellamientos, donde además, los cuatro carriles son divididos por una banqueta angosta y muy baja, haciéndola peligrosa tanto para peatones como para conductores.

Por lo anterior, Peninsular Digital se dio a la tarea de conocer la opinión de locatarios, vecinos y trabajadores de los alrededores, quienes en su mayoría aseguran las autoridades, por si solas, deberían darle solución a esta problemática.

Un trabajador del área, quien prefirió no dar su nombre, porque dijo fue testigo del accidente de Agustín, indicó que en múltiples ocasiones se han hecho llamados a las autoridades municipales para “que pongan señalamientos, pues está canijo porque los automovilistas pasan bien rápido y no se fijan, además si el gobierno se da cuenta de los accidentes, ellos deben solitos, ofrecer una solución”.

Por su parte, Daniel García, de profesión albañil, comentó que en esa área, mucha gente cruza corriendo para tomar el camión en la parada de enfrente y “los autos pasan muy recio, parece que los van a atropellar, incluso no se frenan cuando ven gente que se cruza”, por lo que expresó que se debería colocar un puente peatonal.

Cabe destacar que por las noches y a pesar del alumbrado público, la zona que es paso constante de peatones, carece de la iluminación necesaria, pues difícilmente los automovilistas se percatan de los transeúntes, motivo por el que ocurren este tipo de accidentes; se hace un llamado a conducir dentro de los límites de velocidad.

¡Comparte!

* * *