En 2011 a Todos Santos “le tocó bailar con la más fea”, dice el Delegado

Héctor Miranda