El que no trabaje o esté agazapado se va, advirtió el alcalde

Héctor Miranda