Terrenos en Cabo San Lucas

El país que no puede ocultar Calderón

El país que no puede ocultar Calderón ahora es uno que se ha vuelto contra sus ciudadanos, los que defienden sus fuentes de trabajo para no morir de hambre.

El país que no puede ocultar Calderón ahora es uno que se ha vuelto contra sus ciudadanos, los que defienden sus fuentes de trabajo para no morir de hambre.

Muy lejos está Felipe Calderón ahora de la imagen de México que intentó vender a los vecinos del norte, Estados Unidos y Canadá, al encontrarse de regreso a su país. Ante sus símiles y parlamentarios norteamericanos creó una imagen de país falsa, y que es contrastante con la realidad social que se vive en las calles y en los hogares de millones de familias. Y es que esta semana resaltan tres eventos sobre los cuales es pertinente reflexionar, si nos alejamos del intento de espejismo calderonista en cual se ha reducido la pobreza extrema, nos recuperamos de la crisis económica más grande de la historia debido a nuestra gran competitividad, estamos ganando la batalla contra el narcotráfico, entre otros hechizos que acapararon en su cobertura los medios nacionales.

Uno tiene que ver con el informe presentado por Amnistía Internacional (AI) titulado 2010: El estado de los derechos humanos en el mundo, cuyas conclusiones confirman alarmantemente la situación que se vive en materia de derechos humanos en el país, según la cual “continúa arraigada la impunidad en los casos de violaciones graves a las garantías individuales”. Y afirma además un “aumento en las denuncias por desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, tortura, malos tratos y uso excesivo de la fuerza, perpetrados por miembros del Ejército y por las policías federales, estatales y municipales”.

Los otros dos eventos son sólo una de las tantas, y desafortunadas, pruebas “prácticas” de lo señalado por AI, y me refiero particularmente al caso del centenar de integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas que fueron desalojados en Morelos por policías federales cuando intentaban impedir que éstos sacaran unidades vehiculares de la subestación de Luz y Fuerza del Centro, dejando un saldo de 10 heridos. El otro caso, es la marcha de alrededor de 8 mil profesores disidentes hacia la Secretaría de Gobernación para exigir la instalación de una mesa nacional de negociación a casi un mes de la entrega de su pliego de demandas, contra los cuales los policías federales utilizaron gases lacrimógenos y toletes.

El país que no puede ocultar Calderón ahora es uno que se ha vuelto contra sus ciudadanos, los que defienden sus fuentes de trabajo para no morir de hambre. A los golpeados, desempleados, desaparecidos, manifestantes, a éstos ¿qué les puede ocultar?.


* * *


Una Respuesta de El país que no puede ocultar Calderón

  1. Zurita 30/05/2010 en 12:43 AM

    1. Que ahora el Gobierno debe velar por los derechos humanos de narcotraficantes asesinos y envenenadores que denuncian levantones?

    2. Luz y fuerza del centro le parece a usted que aportaban cosas buenas a mexico?

    3. Maestros disidentes y demas HUEVONES que les importa un pepino el trabajo de los demas defienden sus trabajos para no morir de hambre? sin contar que lo primero que deja de importarles es la educacion de nuestros hijos.

    Pues de que pais y de que presidente habla usted sr Reportero no la amuele por gente como usted que piensan asi estamos como estamos ya ni la hacen me cae!!!

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.