El edificio de palacio municipal en deplorables condiciones

Héctor Miranda