El difícil regreso a clases… ¿cuál educación gratuita?
El gasto de verano es algo que debe planearse, pues no hay manera de solventarlo como cualquier cosa, así que para el año que viene vea precios y junte su dinerito.
El gasto de verano es algo que debe planearse, pues no hay manera de solventarlo como cualquier cosa, así que para el año que viene vea precios y junte su dinerito.

Estas fechas de inserción a las escuelas representan un gasto considerable para las familias. Útiles, uniformes y colegiaturas son la triada que más desgasta los bolsillos, y más ahora que las escuelas federales también cobran cuotas. Para llevar estos gastos de manera adecuada hay que planear, ahorrar y estudiar el mercado, así que ¿qué hace usted?:

OLGA LIDIA CHÁVEZ, DOS HIJOS, SECUNDARIA Y PRIMARIA: “Me gasté como unos tres mil pesos, tres mil quinientos. Entre uniforme, mochila, calzado”.

ALMA EDITH MACÍAS PINEDA, DOS HIJAS, PRIMARIA Y KINDER: “En lo que más gasté fue en uniformes. En zapatos, calcetas, playeras, la falda, todo lo que es el uniforme […] junté en dos meses una feria, me fui a trabajar a otro lado, porque aquí no tenía recursos. Me fui a cuidar la casa de unos gringos, en Pescadero. […] por ambas gasté unos mil quinientos pesos”.

ISIDRO MARTÍNEZ, DOS HIJOS, SECUNDARIA Y PRIMARIA: “Los uniformes, todavía no dan las listas de los útiles, pero cuando las den es cuando se va a saber la verdad […] esta vez fueron como unos tres mil pesos entre los dos, principalmente entre uniformes y mochilas […] va uno viendo, precios y calidad,  siempre hay que tener un guardadito”.

MARTHA COTA, DOS HIJOS, PRIMARIA Y SECUNDARIA: “Los uniformes es lo que más se dificulta. Tengo uno que va entrando a secundaria y es más gasto. Nomás en el uniforme son como unos mil pesos, así que van a ser como unos tres mil entre los dos. Luego están las cuotas, que educación gratuita ni que nada, además te piden marcas específicas y lo que viene en los útiles que da el gobierno los maestros no lo quieren. Si te dan un cuaderno de los largos ellos quieren de los otros, y de marca”.

El gasto de verano es algo que debe planearse, pues no hay manera de solventarlo como cualquier cosa, así que para el año que viene vea precios y junte su dinerito.

¡Comparte!

* * *