El ayuntamiento incompetente para sostener los sueldos y prestaciones de los empleados

Héctor Miranda