El asilo de ancianos, una institución de servicio a la que hay que apoyar

Héctor Miranda