El abandono de los infantes y la explotación comercial deben ser erradicados en Los Cabos
En un gran peligro se encuentran los niños abandonados por sus padres, lo cual también es violatorio de la Ley, pero las autoridades se encuentran  atadas de mano para actuar.
En un gran peligro se encuentran los niños abandonados por sus padres, lo cual también es violatorio de la Ley, pero las autoridades se encuentran atadas de mano para actuar.

Los derechos del niño son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia, menos aún, explotarlos, abandonarlos o utilizarlos para fines comerciales como sucede en Cabo San Lucas, donde empresarios, colegios y el DIF, Municipal, han detectado infantes que deambulan por las calles ofreciendo artículos diversos obligados por sus padres, pero existen otros abandonados a su suerte en sus casas mientras sus padres trabajan, lo cual también es violatorio de sus derechos.

El licenciado Adrián Real Ordaz, presidente del Colegio de Abogados de Los Cabos, explicó que Los derechos del niño son inalienables e irrenunciables, y hay varios documentos que consagran los derechos de la infancia en el ámbito internacional, y estos documentos reconocen a los niños como sujetos de derecho, pero convierten a los Estados y a los adultos en titulares de la obligación de respetarlos y hacerlos respetar.

A partir de la promulgación de la Convención de 1989 se ha ido adecuando la legislación interna a los principios contemplados en ésta Declaración. Aunque la legislación y el sistema jurídico de cada país suele ser diferente, y casi la totalidad de los países han ido consagrando medidas especiales para su protección, a nivel legislativo e incluso derechos constitucionales que ya están plasmados en nuestra legislación, comentó el abogado.

Mencionó que de acuerdo a la Ley y a la Declaración de Derechos Infantiles, los niños tienen derecho a jugar, o a la libertad de asociación y a compartir sus puntos de vista con otros, a dar a conocer sus opiniones, a una familia, a la protección durante los conflictos armados, a la libertad de conciencia, a la protección contra el descuido o trato negligente.

También tienen derecho a la protección contra el trabajo infantil, a recibir información adecuada, a la protección contra la trata y el secuestro, a conocer la cultura, a la protección contra todas las formas de explotación, a ser protegidos contra la pornografía, a un nombre y una nacionalidad, a la alimentación, a vivir en armonía, a la diversión y a la igualdad, entre otros.

Por ello la preocupación de los empresarios de Los Cabos, quienes en coordinación con DIF, Municipal, buscarán un método que permita al menos apoyar a los que se han detectado siendo explotados comercialmente por sus propios padres o tutores.

Carolina Castro Corazón, presidenta de DIF municipal, dijo que han sido inútiles los esfuerzos para evitar que los niños sean utilizados para fines comerciales, toda vez que aunque se detectaban los infantes, y de alguna manera se sancionaba a los adultos, a los pocos días volvían los niños a estar en la calle bajo el abrigo de sus padres.

No existe  ninguna ley que regule a los padres de familia, por lo tanto, es necesario y urgente modificar el código penal de Baja California Sur para así, poder sancionar a los padres de familia que en su momento incurran en explotación infantil, dijo.

Para encontrar una solución al problema y una vez modificada la ley, se tendría que  trabajar conjuntamente entre toda la comunidad, donde estén incluidos DIF, por medio de los diferentes programas que cuenta, en conjunto con instituciones como inspección fiscal, Colegio de Abogados, Derechos Humanos, Atención a la Mujer, entre otras dependencias involucradas en la lucha contra la explotación infantil, señaló.

¡Comparte!

* * *