Detectar a tiempo la angina de pecho evitaría un infarto

Héctor Miranda