Desolador panorama ofrecen las calles cabeñas

Héctor Miranda