Desinterés del Gobierno estatal por salvar el Estero San José

 Los regidores proponen convertirlo en parque ecológico 
El Estero utilizado por las aves como sitio de reproducción o lugar de paso para descansar 
Debe el Estero volver a dar vida a San José, porque es atractivo turístico y un punto de equilibrio ambiental
  

Lo que queda del espejo de agua del Estero San José, abandonado criminalmente por el Gobernador del Estado y su ex secretario general Luis Armando Díaz.
Lo que queda del espejo de agua del Estero San José, abandonado criminalmente por el Gobernador del Estado y su ex secretario general Luis Armando Díaz.

Los regidores Héctor Aragón Agúndez del PRI, y Maximino Fernández del PVEM, expresaron su preocupación por el estado de descomposición en que se encuentra el Estero de San José del Cabo, lo cual, atribuyen al desinterés del Gobernador, que sabiendo que puede convertirse en un verdadero parque ecológico, no ha dado respuesta a la solicitud de entregarlo al Ayuntamiento de Los Cabos, para su cuidado, mantenimiento y explotación sustentable como atractivo turístico.

 Este parque, dijo Héctor Aragón “desde 1994, fue designado Reserva Ecológica Estatal bajo responsabilidad del Gobierno del Estado y representa un atractivo turístico y un punto de equilibrio ambiental, toda vez que se trata de una área de importancia para la conservación de la aves en su mayoría migrantes, razón por la cual, en el año 2009, le dio el estatus para ser incluido en la lista de Humedales de Importancia Internacional que designa la Convención Ramsar”.

 Esto lo hemos analizado en el Cabildo y últimamente el biólogo Carlos Narro Flores, ofreció un proyecto que de contar con la autorización del Gobierno del Estado y la Semarnat, podría revitalizarse la reserva cuyo cuerpo de agua está prácticamente desaparecido por el tular, quedando la barra arenosa y la vegetación adyacente que incluye tule, carrizo, palmeras, guamúchiles y mezquites proporcionan refugio y alimento para más de 150 especies de aves terrestres y acuáticas, tanto residentes como migratorias, señaló el regidor.

 A este espacio reservado como pulmón ecológico de Los Cabos, expresaron ambos ediles cabeños “cada año llegan observadores de aves, fotógrafos y otros amantes de la naturaleza nacionales y extranjeros, para estudiar el comportamiento de las aves migrantes y endémicas, admirarlas y llevarse consigo una imagen mental o digital de sus hermosas aves y paisajes”.

 No obstante el interés de los investigadores y turistas, no hay respuesta de parte de las autoridades competentes para rescatar el estero, cuya fauna y flora, están amenazados por contaminación orgánica e inorgánica, remoción de la vegetación para asentamientos humanos, por los incendios accidentales o inducidos, pero sobre todo, porque la población de tule, ha cubierto la zona núcleo de esta reserva.

 Es importante destacar que en el año 2004, el Gobierno del Estado lanzó una iniciativa basada en un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, SIBNOR, que remarcó la necesidad de limpiar al Estero porque estaba en peligro de desaparecer, dañando severamente el entorno cuando además Los Cabos depende de la industria turística.

 En esa ocasión, el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, presentó un estudio sobre los oasis de Baja California Sur, y dijo que el Estero San José está en riesgo de desaparecer, estudio que llegó a manos de los diputados federales, enviando por el investigador de CIBNOR, Ricardo Rodríguez Estrella, quien destacó la importancia de ese cuerpo de agua ya deteriorado.

 En el año 2005, los estudios y las opiniones de los diputados locales y federales, fueron presentados al Gobernador Narciso Agúndez, quien siendo alcalde de Los Cabos del 99 al 2002, abandonó la reserva argumentando que no era costeable, por lo que al llegar como alcalde Ulises Ceseña, nada pudo hacer y fue hasta el año 2006, cuando se retomó la propuesta de limpiar el Estero pero no hubo interés del Gobernador Agúndez.

 Al llegar los actuales regidores en el año 2008, iniciaron un plan para limpiar el Estero, pero encontraron que el Gobierno del Estado, no les dio luz verde, incluso, les dijeron que no podían hacer trabajos si no tenían el permiso del Estado, por ello, en la actualidad están en espera de la firma de un convenio al que prometió asistir el secretario general, Alfredo Porras Domínguez.

¡Comparte!

* * *