Desalinización por ósmosis inversa, la mejor solución al problema inmediato del agua
“Los ´ecolocos´ se aprovechan de la ignorancia de la gente persiguiendo fines económicos y los políticos se valen de la carencia del recurso para utilizarlo a bien propio”, lamentó.
“Los ´ecolocos´ se aprovechan de la ignorancia de la gente persiguiendo fines económicos y los políticos se valen de la carencia del recurso para utilizarlo a bien propio”, lamentó Ricardo Mancilla.

La mejor solución al problema inmediato del agua es la desalinización por ósmosis inversa, asegura el ingeniero Ricardo Mancilla Rangel quien explica que el manto acuífero de La Paz tiene menos de diez años de vida útil de seguir con el actual ritmo de consumo. “Los ´ecolocos´ se aprovechan de la ignorancia de la gente persiguiendo fines económicos y los políticos se valen de la carencia del recurso para utilizarlo a bien propio”, lamentó.

Mancilla Rangel, asesor parlamentario del Congreso del Estado en la VI Legislatura (1990); director de Asentamientos Humanos, Obras y Servicios Públicos del VIII Ayuntamiento (1993-1996); y actualmente consultor en bienes raíces; opina que es inminente construir una planta desaladora para evitar que continúe el exceso de intromisión salina en el acuífero de La Paz, posteriormente, prosigue, será necesario construir gaviones y represas.

Durante la administración de Víctor Castro, fungió como director del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de La Paz (OOMSAPAS), Marco Antonio Gutiérrez de la Rosa, explica el ingeniero, en ese entonces presentó junto a un colega el proyecto de una planta desaladora en Predio Enfermería, los estudios fueron realizados y el proyecto aprobado, después de realizado el anteproyecto técnico se “acabó la película”, expone, gracias a los problemas públicos entre Narciso Agúndez Montaño y Rosa Delia Cota Montaño, que “querían colgarse el milagrito”, asegura. Los estudios están hechos y “hay un recurso ejercido, millones de pesos”, pero el proyecto sigue en el papel, cuando debió iniciar a finales del 2008.

Considera que la opción de transportar agua desde la Presa Buena Mujer sería un gasto innecesario de casi cuarenta millones de pesos, además de cubrir la necesidad del abastecimiento sólo en verano y no ser una solución importante al problema de la intromisión salina. Mantiene que el costo de la planta sería de casi doscientos millones de pesos, lo que resultaría más económico.

En cuanto al precio del líquido, argumenta que el aumento será lo justo, ya que actualmente las personas no tienen la cultura de cuidar el agua, gracias a los bajos costos, por lo que micromedidores en cada hogar y solucionar el problema de fuga en las redes sería, a su juicio, una acción paralela a realizar con la desaladora.

“Tengo la intención de platicar con ambos, con Marcos Covarrubias y Esthela Ponce […] hacerles saber de la información que existe, si es preciso entregarles una copia, de ser que se haya perdido [el proyecto] en el transcurso del tiempo, y de buena fe retransmitir todos los conocimientos que tengo respecto a eso”, concluyó.

http://www.youtube.com/watch?v=-yhPwButxCE

¡Comparte!

* * *