Insiste el ayuntamiento: no hay dinero

Héctor Miranda