Comenzó el IEE a recibir quejas por destrucción de propaganda

Héctor Miranda