Celebra el Museo Regional de Antropología e Historia sus 30 años
Jesús Alejandro Zúñiga de la Toba, explicó que enmarcan esta conmemoración dos grandes actividades: la mejora de Servicios Educativos; y el inicio de la búsqueda de nuevos sectores que visiten el sitio, particularmente colonias marginadas.
Jesús Alejandro Zúñiga de la Toba, explicó que enmarcan esta conmemoración dos grandes actividades: la mejora de Servicios Educativos; y el inicio de la búsqueda de nuevos sectores que visiten el sitio, particularmente colonias marginadas.

Recordando el Día Internacional de los Museos, celebrado el pasado 18 de mayo, y festejando sus treinta años, el Museo Regional de Antropología e Historia lleva a cabo una serie de actividades de estudio y reflexión para mejorar la calidad y atención del museo. Su director, Jesús Alejandro Zúñiga de la Toba, explicó que enmarcan esta conmemoración dos grandes actividades: la mejora de Servicios Educativos; y el inicio de la búsqueda de nuevos sectores que visiten el sitio, particularmente colonias marginadas.

Zúñiga de la Toba indicó que Servicios Educativos tiene ahora propósitos mucho más amplios que los que solía tener, por ejemplo la accesibilidad a personas de capacidades diferentes, “estamos en un programa de accesibilidad nacional para meter unas rampas automáticas […] estamos trabajando un área de Servicio Social y voluntariado, donde estamos convocamos a jóvenes autistas, ciegos o débiles visuales, o con alguna discapacidad, para que vengan al museo y presten su servicio”; permear en el sector turístico administrativo, “capacitando a guías, capacitando a los funcionarios públicos, para que conozcan la otra parte. Una cosa es la playa y lo turístico de la región, y otro es lo profundo, y esa parte es muy turística, pero hay que enseñarla y hay que discutirla y hay que analizarla”; igualmente, inician una investigación profunda acerca de cuáles son los recursos didácticos más efectivos que pueden ofrecer.

En el caso de introducirse dentro de sectores marginados, antes que nada el director explicó que dicha población desconoce los museos y para qué sirven, que tienen temor de acercarse, por lo que a través de reuniones de “análisis y reflexión sobre el quehacer de los museos desde el punto de vista cultural, social”, han entendido que quienes sufren de carencias “no tienen la preocupación de acercarse a los museos o a los espacios y a la actividad y a la oferta cultural”, ya que su preocupación primordial es la supervivencia. El reto es abrir espacios como los museos, “y hacerlos llegar a esos sectores que, desafortunadamente, en el mundo son mayoría”. Buscarán hacer entender a todos el concepto, hacer ver a la población que este espacio puede ser lúdico y no necesariamente serio o conservador, sino un sitio de reafirmación de nuestra identidad, y en el caso del Museo Regional de Antropología e Historia, también de nuestra soberanía. “Divertirse, ver cosas nuevas, reflejarse en estos espacios […] Es un libro el museo, y se tiene que utilizar como tal, pero el libro tiene que empezar a caminar, y creemos que las calles principales, por donde debe de caminar, son estas de la periferia, de zonas marginadas”.

Su estrategia será realizar diligencias inmediatas, más allá de elaborados planes de Consejo, especificó Zúñiga de la Toba. “El museo va a ir a las actividades que la administración municipal está haciendo en los barrios […] hemos pensado en entregarles en estas zonas a la gente unos pases de cortesía, para que también asistan al museo, sin costo alguno […] creemos, en base a estos estudios de público que hemos hecho, de manera empírica, algunos más formales, nos hemos dado cuenta que sí hay necesidades de impacto en estos sectores”.

El momento más importante del museo es el que vive en estos momentos, continuó el director, con su sala de exposiciones temporales, su sala de souvenirs, el piso de pre historia (arqueología), edad media, y Revolución e Independencia.

Para este año se llevarán a cabo también actividades como la creación de una maqueta de ambientes peninsulares; la presentación de colecciones inéditas de investigaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y otros centros de investigación; la reproducción de un Tigre Dientes de Sable; continuarán las mesas de discusión; presentaciones de libros y demás acciones.

Jesús Alejandro Zúñiga de la Toba culminó diciendo que hay que “ablandar la historia para que entre más fácilmente al estómago de los usuarios, sea mejor digerida, y empiece entonces el museo a crear un sentimiento diferente hacia la historia”, asimismo, ponderó el trabajo que en sus setenta años el INAH ha venido realizando, asegurando que el Instituto se encuentra a la vanguardia internacionalmente, “acerca de políticas exitosas de conservación y de resguardo de zonas, sitios, colecciones, espacios, archivos, fotografías, que tienen un valor importantísimo para la nación mexicana”.

http://www.youtube.com/watch?v=rKG81oX8ZV4

¡Comparte!

* * *