Casi 5 mil piezas integran la memoria gráfica de la Fototeca del estado
Hasta el momento la fototeca cuenta con un archivo inventariado de 4754 piezas en la Fototeca, ubicada en el Centro Cultural La Paz, fechadas desde fines del siglo XIX hasta la década de los ochenta del siglo XX.
Hasta el momento la fototeca cuenta con un archivo inventariado de 4754 piezas en la Fototeca, ubicada en el Centro Cultural La Paz, fechadas desde fines del siglo XIX hasta la década de los ochenta del siglo XX.

Memoria gráfica, voces del pasado en estampados de luz, fotografías históricas. La Fototeca del estado resguarda más que material fotográfico, asegura en su archivo semillas de identidad Sudcalifornia.

Hasta el momento cuentan con un archivo inventariado de 4754 piezas en la Fototeca, ubicada en el Centro Cultural La Paz, fechadas desde fines del siglo XIX hasta la década de los ochenta del siglo XX.

Sofía Araceli López Castro, responsable del valioso tesoro, explica que los procedimientos de archivado y cuidado son muy particulares y rigurosos. “La pieza ingresa a la Fototeca y el primer paso es asignarle un número de inventario y un lugar en el área de resguardo. Posteriormente es digitalizada. Se elaboran dos fichas por pieza fotográfica. La primera de ellas es la ficha técnica, donde se registra el estado físico de la fotografía y las intervenciones que se realizaron, esto es, si fue objeto de restauración, limpieza, proceso químico, cambio de guarda, estabilización, entre otras. La segunda ficha que se elabora es la ficha catalográfica, en la que se registran datos como, fecha, lugar, época, autor, título, título de serie, tema, personajes y otras anotaciones”. Una de las actividades primordiales de la Fototeca es la de clasificar el material debidamente, además de restaurarlo.

El espacio para resguardo es un área en la que se controlan algunos factores ambientales que afectan a las fotografías, indica López Castro, “como lo son la temperatura y la humedad. Las fotografías están al resguardo de fauna nociva, polvo y contaminación, en archiveros de metal y guardas de papel libre de acidez”.

Actualmente son tres personas las que trabajan en la Fototeca. Recientemente terminaron la etapa de digitalización y resguardo de la totalidad de las piezas fotográficas. Se ha logrado la estabilización de las piezas, retirando algunos adhesivos, y está iniciando la elaboración de las fichas técnica y catalográfica.

Tratar con material tan delicado requiere de paciencia, ya que pueden pasarse días trabajando en la restauración y clasificación de tan sólo una fotografía, así que, por último, la encarda de la Fototeca explicó qué encuentra en el trabajo de restaurar piezas fotográfica. “Las fotografías en sí. Las veo y siempre encuentro información relativa a la historia de Baja California Sur. Nací en la ciudad de La Paz e invariablemente, me reconozco en cada fotografía antigua que veo. Por ello es que creo en el objetivo último de la fototeca: brindar a la población sudcaliforniana un elemento de identidad”.

¡Comparte!

* * *