Carecen las delegaciones de rellenos sanitarios

La basura es un problema grave en Los Cabos y es mayor cuando la CROC, controla el ingreso de pepenadores, lo cual, debe ser revisado por regidores.
La basura es un problema grave en Los Cabos y es mayor cuando la CROC, controla el ingreso de pepenadores, lo cual, debe ser revisado por regidores.

Los que operan actualmente son tiraderos
Se tiene que trabajar en la instalación de rellenos sanitarios que cumplan con la norma oficial mexicana

 De acuerdo al ambientalista Víctor Hugo Martínez Ramírez, vocal de la Unión de Comerciantes, los tiraderos a cielo abierto que operan en Los Cabos, se encuentran en mal estado y además, con un peligroso acaparamiento de parte de un sindicato de pepenadores. Y por su parte, la autoridad municipal, aseguró que pronto podrán elevarse a rango de rellenos sanitarios los tiraderos de las delegaciones y los dos rellenos que hay en Los Cabos tendrá mejor control, por ello, se encuentran en etapa de rehabilitación.

Víctor Hugo Martínez, destacó que como comerciantes, ellos se han visto obligados a llevar la basura a los tiraderos a cielo abierto que hay en La Candelaria o en Palo Escopeta, pero impera el desorden porque la CROC, protegidos por el Gobernador, creó un sindicato de pepenadores que generan problema, además de que son explotaos por un líder al que se debe investigar por parte de la autoridad.

Por su parte, las autoridades municipales dieron a conocer que efectivamente se cuenta con dos rellenos sanitarios, uno en el ejido de la Candelaria y el otro en Palo Escopeta, mientras que los tiraderos comunes, que están en Miraflores, La Ribera, Santiago y  Buena vista, se están rehabilitando con maquinaria pesada.

Para ello llevan una semana trabajando, con lo que se espera alarga su capacidad la cual se acorta con la basura que entra diariamente”, destacó la dirección.

Destacaron que en un futuro cercano, se planea subir de categoría a los tiraderos convirtiéndose en rellenos, lo cual requiere una serie de requisitos por parte de las normas ecológicas, siendo estas la colocación membrana, el equipamiento para la separación de la basura, la conversión de la rama en composta,  para con ello, el relleno sea sólo de materia 100% reciclable.

Hacerlo bien, significa grandes logros, entre ellos, la preservación y conservación de nuestros mantos acuíferos y a su vez, un paso más  en las acciones en  materia de  mejoramiento de desechos.

¡Comparte!

* * *