Baja la afluencia turística a pesar de la cantidad de ballenas

Héctor Miranda