Auditorías, reducción de sueldos y compactación de nómina de confianza anuncia el alcalde loretano

Héctor Miranda