Arde el basurero de Cabo San Lucas

Héctor Miranda