Ante la falta de apoyo de NAM, bloquean burócratas la carretera
Son más de 600 sindicalizados que sostienen un paro de labores llamado sesión permanente.
Son más de 600 sindicalizados que sostienen un paro de labores llamado sesión permanente.

Ante la falta de apoyo del gobernador Narciso Agúndez para que el ayuntamiento de Mulegé pueda solventar los pagos a los trabajadores sindicalizados a los que se les adeuda el incremento que con efecto retroactivo se hizo a mediados de año y que hasta la fecha no ha sido cubierto, tomaron medidas de bloqueo a la carretera transpeninsular en la parte urbana municipal desde la entrada de Santa Rosalía hasta el restaurante Tuxpan o El Mirador como se le conoce en forma popular.

Son más de 600 sindicalizados que sostienen un paro de labores llamado sesión permanente, mismos que fueron nuevamente convocados por el líder municipal, Julio Cesar Alvarado Terán e integrantes de la directiva, para realizar un plantón por la carretera transpeninsular el martes 16 de noviembre el cual se produjo por dos horas y media.

El ayuntamiento adeuda tres quincenas al personal compensado, seis quincenas a los funcionarios municipales, dos a los policías y el retroactivo al personal sindicalizado obtenido en la última revisión contractual, lo que representa un importante recurso económico, negando a la fecha el gobierno del estado un préstamo que le permita solventar este adeudo a la presente administración.

Anteriormente el líder Mulegino, Alvarado Terán ha manifestado la falta de respaldo del gobierno del estado, y que una posible solución sería  que se incremente el porcentaje de las participaciones federales a los municipios, ya que el gobierno del estado se queda con el 78% y reparte el 22% de los recursos por este concepto a los cinco municipios, lo que afecta drásticamente las finanzas  de todos los ayuntamientos y especialmente el de Mulegé al ser el municipio con mas extensión territorial con muchas comunidades pequeñas a las que hay que prestar los servicios indispensables.

Pero por si eso fuera poco, el edificio del ayuntamiento tiene cortada la energía eléctrica desde hace más de un mes y ahora la CFE por falta de pago cortó la energía de los pozos que suministran agua a La Costa Pacífico Norte, al Valle de Vizcaíno y dos de los pozos del acueducto que abastece de agua a Santa Rosalía.

Por lo visto la estrategia de los burócratas dio resultado y ayer por la tarde anduvieron anunciando con carros de sonido que les iba a pagar los retroactivos a los sindicalizados a partir de las seis de la tarde.

¡Comparte!

* * *