Ante el desmedido robo de cobre, necesario mayor control y vigilancia sobre “chatarreros”

Sotelo Espinosa explicó que de aprobarse la ley que regula el funcionamiento de  establecimientos dedicados a la compra-venta de metales y que establecerá las bases por medio de las cuales se regirán este tipo de negocios en el Estado: todas las “chatarreras” estarán obligadas a registrarse ante la Tesorería, que expedirá un documento que permitirá la instalación y operación de las mismas.
Sotelo Espinosa explicó que de aprobarse la ley que regula el funcionamiento de establecimientos dedicados a la compra-venta de metales y que establecerá las bases por medio de las cuales se regirán este tipo de negocios en el Estado: todas las “chatarreras” estarán obligadas a registrarse ante la Tesorería, que expedirá un documento que permitirá la instalación y operación de las mismas.

Alvaro Berrón

En los últimos años, gran parte de los habitantes de Baja California Sur se han visto afectados por el robo de múltiples artículos fabricados con los mencionados metales, es decir, objetos que son comprados por “chatarreros”, quienes son proveedores de las grandes empresas recicladoras de metales; estos hurtos significan un notable deterioro para la economía de familias, empresas, instituciones de educación públicas y privadas, señaló Axxel Gonzalo Sotelo Espinosa de los Monteros, coordinador de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional y Diputado por el II Distrito.

Ante ello, el legislador insistió en la necesidad de regular los establecimientos dedicados a la compra-venta de cobre, aluminio, bronce, fierro y demás metales de desecho.

Recordó también que este tema ya ha sido objeto de pronunciamientos de diputados y se refirió,  en particular,  al que hiciera el diputado por el PRI, Ramón Alvarado Higuera, el día 14 de abril pasado, pronunciamiento en el que Alvarado resaltó el considerable número de ciudadanos que acudieron a él para expresar su inconformidad por los múltiples robos de que han sido víctimas.

Hizo referencia a las reformas que se hicieron al Código Penal del Estado en el año 2005, en las que se tipifica como agravado a este tipo de delitos, “desafortunadamente estas reformas a nuestra normatividad no ha sido suficientes para resolver el problema; diariamente y a todas horas hay personas que se están dedicando al allanamiento de morada, nadie se salva de estos robos”, se quejó.

Por ello, Sotelo Espinosa explicó que de aprobarse la ley que regula el funcionamiento de  establecimientos dedicados a la compra-venta de metales y que establecerá las bases por medio de las cuales se regirán este tipo de negocios en el Estado: todas las “chatarreras” estarán obligadas a registrarse ante la Tesorería, que expedirá un documento que permitirá la instalación y operación de las mismas.

Deberán llevar también un registro en forma de libro en donde se hará constar, de manera fidedigna, la identidad de sus proveedores y domicilio de los mismos, así como el tipo de piezas y cantidad de las mismas que suministren a las “chatarreras” en cada venta; además, será indispensable contar con una fotografía del proveedor, detalló.

¡Comparte!

* * *