Analizará Conacyt la emisión de gases contaminantes en La Paz

El Dr. Arturo Muhlia, coordinador científico del Instituto Mexicano del Carbono se encargará de precisar hasta qué punto contribuyen a la contaminación, los gases de vehículos y termoeléctricas

Aunque en la termoeléctrica de Punta Prieta se colocaron filtros, no se hizo lo mismo en otras termoeléctricas en el Estado, y lanzan al aire emisiones contaminantes.

Aunque en la termoeléctrica de Punta Prieta se colocaron filtros, no se hizo lo mismo en otras termoeléctricas en el Estado, y lanzan al aire emisiones contaminantes.

El doctor Arturo Muhlia Melo, investigador de tiempo completo del Cibnor y coordinador científico del Instituto Mexicano del Carbono, informó que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), asignó una partida especial para medir el nivel de contaminación en Baja California Sur y especialmente en La Paz.

Agregó el doctor Muhlia, que la partida forma parte del compromiso que hizo a nivel mundial el presidente Felipe Calderón de tomar una serie de acciones para reducir el calentamiento global y aminorar los efectos del cambio climático, por lo que la primera acción será la medición, para después tomar las medidas adecuadas.

Para hacer el estudio en Baja California Sur, dijo el científico, se debe integrar un equipo multidisciplinario y debe involucrarse el Gobierno del Estado.

El doctor Muhlia realiza desde hace diez años investigaciones sobre la acumulación del bióxido de carbono sobre la superficie del planeta y pertenece desde hace tres años a CarboNA, integrada por científicos de México, Estados Unidos y Canadá, para estudiar el calentamiento global y sus efectos.

El mundo, dijo el doctor Muhlia, comenzó a calentarse a partir de la Revolución Industrial a principios de los años 1800, cuando se comenzaron a utilizar las máquinas para sustituir la producción manual y artesanal.

La utilización de máquinas provocó que se comenzara a acumular una nube sobre la superficie del planeta, impidiendo la refracción de la luz solar  y produciendo un efecto invernadero y ese efecto un calentamiento.

Después comenzaron a utilizarse los vehículos y las calderas alimentadas por combustibles sólidos que nunca llegan a una combustión completo, lo que se sigue utilizando hasta el momento y fue engrosando la capa de bióxido de carbono y acelerando el calentamiento.

Aunque las mediciones de ese calentamiento son relativamente recientes, se sabe que desde principios de este siglo ha aumentado la temperatura sobre la Tierra.

Ese aumento de temperatura está haciendo que se derritan polos y glaciares, así como grandes icebergs que, al derretirse sobre el mar, están causando la elevación de las aguas, pero también están incidiendo sobre la sequía.

El calentamiento aumenta la evaporación de las aguas; cuando hay lluvia el agua rápidamente se evapora, impidiendo que se filtre hacia el subsuelo, por lo que el recurso cada vez se hace más escaso, mientras que por otro lado aumenta la población y la demanda de  agua. El crecimiento de las ciudades acelera la contaminación, por la antigüedad de los vehículos en circulación.

La mayoría de los países están concientes de que se puede hacer algo para revertir gradualmente ese calentamiento global, por lo que los estudios en Baja California Sur forman del compromiso de México y el primer paso será precisar qué cantidad de gases están arrojando a la atmósfera los vehículos de motor que circulan por la ciudad y hasta qué punto contaminan los gases que emiten las termoeléctricas.


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.