Ahora las fiestas privadas en espacios de renta pagarán derechos
Una fiesta personal, celebrada en un espacio especial de renta, es considerada un evento público, por lo que, en el caso de que quien organiza una fiesta no pague los derechos y un inspector de eventos públicos lo descubra, este puede llevar a cabo el cobro ahí mismo.
Una fiesta personal, celebrada en un espacio especial de renta, es considerada un evento público, por lo que, en el caso de que quien organiza una fiesta no pague los derechos y un inspector de eventos públicos lo descubra, este puede llevar a cabo el cobro ahí mismo.

El cobro por los derechos para realizar una fiesta en un salón de eventos no es nuevo, aclara Martha Nevárez Esparza, titular de la Dirección de Ingresos del Ayuntamiento de La Paz, tras la denuncia pública de propietarios de salones de fiestas por el cobro realizado a quienes celebran en sus salones.

Indicó que una fiesta personal, celebrada en un espacio especial de renta, es considerada un evento público, por lo que, en el caso de que quien organiza una fiesta no pague los derechos y un inspector de eventos públicos lo descubra, este puede llevar a cabo el cobro ahí mismo, indicó.

Aclaró que en eventos realizados sin alcohol, de 9 de la mañana a 9 de la noche, los organizadores deben pagar 217 pesos, mientras que si hay consumo de alcohol, el cobro es de 277 pesos y son obligados a tener seguridad.

Los cobros incluyen control de decibeles y estacionamientos, en atención a los vecinos. De hecho, los propios dueños de los salones de fiestas buscan que inspectores vigilen las fiestas en sus locales, con el fin de no molestar a los vecinos y no recibir quejas.

 “Todos estamos obligados, inclusive hasta para los festejos en las casas propias, estaríamos obligados a hacerlo, mas no lo estamos haciendo, esos no, simple y sencillamente en los salones de fiestas sí lo hacemos, porque sí es más público”, finalizó.

¡Comparte!

* * *