Abrigar a nuevos desarrollos sólo traerá mayores problemas de agua potable

Héctor Miranda