“Detalles” hacen que el Salvatierra aún no pueda funcionar al cien por ciento

Héctor Miranda