¡A comer algas!
Las algas del género Ulva se encuentran en todas las zonas de México, contienen minerales, carbohidratos, fibra, aminoácidos esenciales, ácidos grasos Omega 3 y 6, betacaroteno y vitaminas.
Las algas del género Ulva se encuentran en todas las zonas de México, contienen minerales, carbohidratos, fibra, aminoácidos esenciales, ácidos grasos Omega 3 y 6, betacaroteno y vitaminas.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN), a través del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar),  ha lanzado el Programa de Alimentación con Algas Marinas, ya que se le atribuyen cualidades alimenticias y medicinales no contenidas en ningún otro vegetal de consumo común.

Las algas del género Ulva se encuentran en todas las zonas de México, contienen minerales, carbohidratos, fibra, aminoácidos esenciales, ácidos grasos Omega 3 y 6, betacaroteno y vitaminas. El Omega 3 y 6 son determinantes en el proceso del crecimiento del cerebro, de igual manera, “mejoran la vista en el desarrollo temprano de embriones”, aseguró la doctora Margarita Casas Valdez, responsable del Laboratorio de Algas del CICIMAR en el Estado. También indicó que consumir las algas Ulva reduce el colesterol y los triglicéridos en la sangre, así como la gordura.

Estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico 230 inventaron una botana a partir de las Ulvas, en forma de churro frito de maíz. La intención final es que las algas se cultiven antes de llegar a varar a las playas, para que sean utilizadas de manera comercial por la comunidad, haciendo, tal vez, este tipo de frituras fáciles y rápidas que son baratas al momento de producirse y se obtiene de ellas una ganancia considerable, tomando en cuenta la cantidad de chicharrones con chile que se venden en las calles. De esta manera se ofrece solución a dos problemas esenciales. El primero es el de la economía de familias necesitadas, como ya se sugirió. Este producto es del mar, así que no tiene costo su cultivo y figura como un negocio viable, ya que se pueden hacer productos como los que realizan en degustaciones con diferentes alimentos: pastas, pasteles, galletas, bocadillos, sopas, bocadillos de pescado. El segundo problema solucionado es el de las frituras dañinas que tanto gustan y se venden a los pequeños fuera de las escuelas. Las algas son las botanas más saludables que puede haber, tienen cualidades antibióticas, antivirales, antifúngicas, antioxidantes, anticancerígenas, anticoagulantes, antitumorales e hipoglucémicas.

En nuestro país se cosechan 3 especies de algas, y sólo se utilizan para la elaboración de bostas y agregados para alimentos, en realidad no tenemos una cultura de consumo de algas, como en países asiáticos.

La doctora Valdez dijo que «es una pena, porque las algas del género Ulva, que se encuentran en todas las costas de México, contienen una buena fuente de minerales, carbohidratos, fibra, aminoácidos esenciales, ácidos grasos Omega 3 y 6, betacarotenos y vitaminas».

El proyecto tiene ya 25 años en marcha,  inicialmente los investigadores utilizaron algas Sargassum (Sargazo), al igual que Macrocystis pyrifera (Sargazo gigante) para “alimentar ceajas, borregos y gallinas de postura a nivel experimental (…) se pudo comprobar científicamente que las gallinas alimentadas con algas marinas produjeron huevos con 26 por ciento menos de colesterol y lo mismo ocurrió cuando se incorporaron al alimento de los camarones, reduciendo en un 27 por ciento el colesterol en los crustáceos», reseñó. De la misma manera, recordó que se realizó una campaña para exponer a los ganaderos los beneficios de las mismas en dietas para el ganado, principalmente en la época de sequía, cuando carece del forraje de agostadero.

¡Comparte!

* * *