OTAN no puede detener guerra Libia, advierte el hijo de Gaddafi

El hijo de Gaddafi dijo que el conflicto seguirá hasta que los rebeldes sean eliminados, más allá de si la OTAN pone fin a sus bombardeos o no, lo que deja poco espacio para que la diplomacia busque una salida a una guerra que ha provocado miles de muertos y dividido al país productor de petróleo.

El hijo de Gaddafi dijo que el conflicto seguirá hasta que los rebeldes sean eliminados, más allá de si la OTAN pone fin a sus bombardeos o no, lo que deja poco espacio para que la diplomacia busque una salida a una guerra que ha provocado miles de muertos y dividido al país productor de petróleo.

TRIPOLI/MISRATA, Libia – Las fuerzas leales al líder libio Muammar Gaddafi mataron el martes a siete rebeldes en un contraataque en una ciudad clave, según fuentes hospitalarias, mientras sus tropas prometieron terminar la guerra y poner fin a los cinco meses de insurgencia.

El hijo de Gaddafi dijo que el conflicto seguirá hasta que los rebeldes sean eliminados, más allá de si la OTAN pone fin a sus bombardeos o no, lo que deja poco espacio para que la diplomacia busque una salida a una guerra que ha provocado miles de muertos y dividido al país productor de petróleo.

Los rebeldes y los países occidentales que los respaldan mantienen la presión sobre el veterano líder tras el inicio del mes sagrado de Ramadán, con la OTAN bombardeando objetivos militares y distribuyendo panfletos sobre la capital instando a los leales al Gobierno a rendirse.

Los insurgentes, que han tomado casi la mitad del país pero a menudo pierden terreno frente a los contraataques de las fuerzas mejor armadas y entrenadas de Gaddafi, intentan consolidar avances alrededor de Zlitan, una ciudad clave a 160 kilómetros al este de la capital Trípoli.

Aunque algunos pensaron que la guerra terminaría en apenas semanas una vez que la OTAN comenzó a bombardear las instalaciones militares de Gaddafi en marzo, apoyada en un mandato de la ONU para proteger a los civiles, el conflicto se prolongó hasta el caluroso verano y el mes de ayuno musulmán.

Los rebeldes han lanzado una ofensiva en las montañas occidentales, cerca de Túnez y Misrata, la tercera ciudad de Libia, unos 210 kilómetros al este de la capital, a la que los insurgentes se aferran tras semanas de combates callejeros. Ahora esperan avanzar por Zlitan y hacia Trípoli.

Pero fuentes hospitalarias en Misrata señalaron el martes que siete rebeldes habían muerto y otros 65 resultaron heridos en Zlitan en un contraataque de las tropas de Gaddafi.

Un periodista de Reuters que estaba entre las dos localidades vio columnas de humo y oyó ruido intermitente de disparos viniendo de Zlitan.

“Nadie puede pensar que después de todos los sacrificios que hemos hecho y el martirio de nuestros hijos, hermanos y amigos, vamos a dejar de luchar. Olvídense”, dijo Saif al-Islam, hijo del líder, a familias desplazadas del bastión rebelde de Bengasi, según mostró la televisión estatal.

“Independientemente de si la OTAN se va o no, la lucha continuará hasta que toda Libia esté liberada”, agregó en comentarios realizados el domingo pero transmitidos el lunes en la noche.

Saif al-Islam no hablaba en público desde hace varias semanas.

El Gobierno de Gaddafi dijo la semana pasada a un enviado especial de Naciones Unidas que sólo iniciaría negociaciones si la OTAN detenía su campaña de bombardeos.

Sin embargo, luego de conversaciones con ambas partes, el enviado Abdel Elah al-Khatib se fue sin lograr un progreso visible y el organismo mundial reconoció que los bandos se encontraban demasiado alejados.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.