Los últimos días de Gadhafi

Lejos quedaron la opulencia y el derroche que tanto le gustaban al coronel que gobernó el país africano por 42 años, según constata Mansour Daou, uno de sus oficiales de seguridad más cercanos.

Lejos quedaron la opulencia y el derroche que tanto le gustaban al coronel que gobernó el país africano por 42 años, según constata Mansour Daou, uno de sus oficiales de seguridad más cercanos.

Muamar Gadhafi vivió sus últimos días al frente de Libia hurgando comida entre basureros y escondiéndose en casas abandonadas.

Lejos quedaron la opulencia y el derroche que tanto le gustaban al coronel que gobernó el país africano por 42 años, según constata Mansour Daou, uno de sus oficiales de seguridad más cercanos.

En entrevista con la cadena CNN, Daou contó los pormenores de la angustia que sintió Gadhafi al ver el avance de las fuerzas opositoras, apoyadas por la OTAN.

“Estaba muy preocupado e impredecible, posiblemente porque tenía miedo”, dijo el hoy prisionero del gobierno de transición.

También relata los sucesos previos a la confusa muerte de Gadhafi en la ciudad de Sirte, cuando aviones de la Alianza Atlántica bombardearon el convoy en que se aprestaba a escapar rumbo a su natal Jaref.

Daou explicó que tras los ataques aéreos, donde el grupo del gobernante, conformado por unos 350 hombres, sufrió bajas significativas y el propio Gadhafi resultó herido por la activación de las bolsas de aire del vehículo en el que viajaba, intentaron escapar a pie por los ductos de drenaje, pero los rebeldes finalmente lograron capturarlos.

 El resto de la historia, cuando Gadhafi finalmente fue asesinado, queda incompleta debido a que Daou perdió el conocimiento en la refriega.

Minimizó las revueltas

Durante el estallido de las protestas civiles en la región, en Túnez, Daou aseguró que Gadhafi estaba preocupado por los hechos, pero creyó que Libia no se iba a contagiar.

“Serán los historiadores quienes decidan, cada quien tiene su opinión, algunos lo ven como el dictador que mató a su propio pueblo y hay una visión opuesta. La historia es escrita normalmente por el más poderoso”, opinó el ex oficial.

Asimismo, Daou aseguró que él y el círculo cercano a Gadhafi le aconsejaron que abandonara el país desde marzo, pero el coronel se opuso tajantemente.

“No es fácil para alguien que estuvo en el poder 42 años, creer que todo se acabó en un minuto”, mencionó.

Grandes traiciones

Daou comentó que, conforme sucedían las revueltas, Gadhafi se sintió traicionado por varios mandatarios que se dijeron ‘amigos’.

“Habló de sus amigos que lo habían decepcionado y que no habían estado con él como (el primer ministro italiano Silvio) Berlusconi, (el exprimer ministro británico) Tony Blair, el presidente francés (Nicolas Sarkozy), y (el primer ministro turco Recep Tayyip) Erdogan”, comentó.

Además, reveló que la caída de Trípoli, la capital libia, a manos de los insurrectos, se debió a una traición de los mandos militares que estaban al mando.

 “Hubo una gran traición por el general que estaba a cargo –fue su brigada la que estaba a cargo. Tanques y vehículos militares no tenían tropas, las torres de vigilancia estaban abandonadas, las fuerzas de seguridad se retiraron de las calles porque su brigada no estaba presente”, relata Daou.

Afirmó que más de 3 mil 800 tropas cuidaban las puertas de la ciudad.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.