Llega Lula al gabinete de Dilma

Ya consiguió fuero

lula

La oposición dice que la entrada de Luiz Inácio Lula da Silva al gobierno es una maniobra para ponerlo al abrigo de la justicia ordinaria.

Brasilia.- El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva asumirá un ministerio clave en el gobierno de su sucesora Dilma Rousseff, informó la Presidencia, con la misión de frenar la hemorragia de un gobierno que cruje entre acusaciones de corrupción y una crisis económica.

Sin embargo, la oposición consideró que la entrada de Lula al gobierno es sobre todo una maniobra para ponerlo al abrigo de la justicia ordinaria.

El cargo de ministro le brindará a Lula la protección del fuero privilegiado, por lo que las causas abiertas en su contra (lavado de dinero y fraude) deberán pasar a manos del Tribunal Supremo, que no goza de la agilidad de las cortes convencionales.

El exmandatario, de 70 años, estará a cargo del ministerio de la Casa Civil, una especie de jefatura del gabinete de gran influencia en toda la acción gubernamental.

Lula reemplazará a partir del martes a Jaques Wagner, que pasará al gabinete personal de la Presidencia de la República.

Fuentes del Palacio de Planalto dijeron que la intención es formar un “gobierno de notables”, con el retorno de algunas figuras que ocuparon cargos ministeriales durante los dos mandatos de Lula entre 2003 y 2010.

En los años ochenta, Lula fue un severo crítico de la impunidad y la corrupción.

“En Brasil es así: cuando un pobre roba va a la cárcel, pero cuando un rico roba, se vuelve ministro”, dijo el entonces diputado en una cita recogida por el diario Folha de Sao Paulo del 14 de febrero de 1988.

Ícono de la izquierda latinoamericana, Lula anticipó que será candidato en las elecciones presidenciales de 2018.

Intervención

La presidenta Rousseff intervino para evitar una posible detención del exmandatario Lula, a quien envió un documento con su nombramiento como ministro para que lo usara “en caso de necesidad”, según sugiere una conversación de ayer entre ambos grabada legalmente por la policía.

En la conversación telefónica, Rousseff le dice a Lula que le envió con un mensajero un documento con su nombramiento como ministro de la Presidencia para que lo usara “en caso de necesidad”.

La conversación fue grabada por la Policía Federal, con autorización del juez Sergio Moro, quien investiga la posible participación del exmandatario en el escándalo de corrupción de Petrobras.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.