Histórico triunfo de la izquierda francesa y revés a Sarkozy

Entre las primeras consecuencias de la victoria de la izquierda, se prevé que sea imposible llevar a la Constitución francesa la llamada 'regla de oro', que fijaría el equilibrio presupuestario, y que Sarkozy se había propuesto como meta.

Entre las primeras consecuencias de la victoria de la izquierda, se prevé que sea imposible llevar a la Constitución francesa la llamada 'regla de oro', que fijaría el equilibrio presupuestario, y que Sarkozy se había propuesto como meta.

PARÍS, 26 de septiembre.- El líder de los senadores del Partido Socialista (PS) francés, Jean-Pierre Bel, se perfila como próximo presidente del Senado de la nación europea, que por primera vez en 53 años conocerá la alternancia.

Bel, cuya trayectoria política es desconocida para la mayoría de la opinión pública francesa según precisa Le Point, podría consolidar la victoria de la izquierda en los comicios que renovaron a la mitad de la cámara alta legislativa francesa y donde el PS alcanzó la mayoría.

Las elecciones tuvieron lugar en 44 departamentos este domingo y sólo tuvieron derecho a sufragio diputados, consejeros regionales, provinciales, alcaldes y consejales, quienes seleccionaron a 170 senadores.

En conjunto, la izquierda encabezada por el PS sumaba en la primera hora de este lunes 177 escaños, dos más que la mayoría absoluta sobre el total de 348 senadores.

Desde el inicio de la actual V República el 5 de octubre de 1958, el Senado había estado en manos de la derecha, situación que ha cambiado con el triunfo de la izquierda, coincide en destacar la prensa de la nación europea.

Revés para la reelección de Sarkozy

Se trata de una mala noticia que hace comenzar mal el camino a la reelección del presidente Nicolas Sarkozy, quien se encuentra frágil por la actual crisis económica y por asuntos judiciales, anotó Le Parisien.

A siete meses de la elección presidencial se trata de un mal presagio para el mandatario, cuyo partido ha perdido todos los comicios locales desde 2007, agrega el rotativo.

Entre las primeras consecuencias de la victoria de la izquierda, se prevé que sea imposible llevar a la Constitución francesa la llamada ‘regla de oro’, que fijaría el equilibrio presupuestario, y que Sarkozy se había propuesto como meta.

De una manera general, la izquierda tendrá los medios para demorar la adopción de textos, de hacer saber alto y fuerte su oposición, dijo a Le Nouvel Observateur el politólogo Olivier Rouquan.

Este sábado el reciente Senado elegirá a su nuevo presidente, cargo que se espera caiga en Jean-Pierre Belel, líder de los socialistas, aunque el saliente Gérard Larcher, ya anunció que buscará su reelección.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.