Terrenos en Cabo San Lucas

Anuncian las FARC que no depondrán las armas

El gobierno implementó un dispositivo de seguridad para estar en máxima alerta ante una posible contraofensiva de la guerrilla colombiana, tras la muerte de su máximo líder, Alfonso Cano

El presidente Santos reiteró que está abierto a un diálogo con la guerrilla de las FARC, a la que llamó a dejar las armas en un discurso, un día después de que el ejército abatiera a su máximo líder.

El presidente Santos reiteró que está abierto a un diálogo con la guerrilla de las FARC, a la que llamó a dejar las armas en un discurso, un día después de que el ejército abatiera a su máximo líder.

BOGOTÁ, 6 de noviembre.- La mayor guerrilla izquierdista de Colombia anunció ayer que continuará con la lucha armada pese a la muerte de su máximo líder Alfonso Cano, y descartó la posibilidad de desmovilizarse como lo pidió el presidente Juan Manuel Santos.

En su primera reacción después de la muerte del líder en un combate con el ejército, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negaron que la desaparición de Cano signifique “el final de la lucha guerrillera en Colombia”.

“No será ésta la primera vez que los oprimidos y explotados de Colombia lloran a uno de sus grandes dirigentes. Ni tampoco la primera en que lo reemplazarán con el coraje y la convicción absoluta en la victoria”, dijeron las FARC en un comunicado.

“La paz en Colombia no nacerá de ninguna desmovilización guerrillera, sino de la abolición definitiva de las causas que dan nacimiento al alzamiento. Hay una política trazada y ésa es la que se continuará”, agregó el grupo rebelde.

La muerte de Cano ha sido considerada como el peor golpe a la guerrilla de las FARC por parte de las Fuerzas Armadas en medio del violento conflicto interno que vive el país hace casi cinco décadas.

En tanto, las Fuerzas Militares colombianas se encuentran en alerta ante la eventual reacción que tendrán las FARC por la muerte de Alfonso Cano, tras un bombardeo en el sur del país la víspera, informaron las autoridades locales.

El gobernador del suroccidental departamento del Cauca, Guillermo Alberto González, aseveró que se adoptó un plan de seguridad para enfrentar cualquier intento del grupo insurgente de responder a la muerte de su máximo jefe.

Más tarde, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reportó la muerte en combate del jefe del Frente 43 de la guerrilla de las FARC, conocido como Tomá, y siete rebeldes más en el oriental departamento del Meta.

Ofrece diálogo

El presidente Santos reiteró que está abierto a un diálogo con la guerrilla de las FARC, a la que llamó a dejar las armas en un discurso, un día después de que el ejército abatiera a su máximo líder.

“Siempre he dicho que el diálogo no está cerrado, que la puerta del diálogo no está cerrada con llave, pero insisto en que necesitamos señales muy claras, que cese el terrorismo”, dijo Santos desde Popayán.

Por su parte, la responsable de la Administración Antidrogas (DEA) estadunidense, Michele Leonhart, calificó de “golpe formidable” la muerte del máximo líder de las FARC.

“El gobierno de Colombia y sus valientes fuerzas militares y policiales han asestado un formidable golpe contra las FARC, la organización narcoterrorista más destacada en el mundo”, señaló Leonhart.

El cuerpo del abatido líder de la guerrilla de las FARC, Guillermo León Sáenz alias Alfonso Cano, permanecía fuertemente custodiado en la morgue y fue reclamado por su hermano.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.