“El cambio ha llegado a Guatemala”, dijo el nuevo Presidente

Otto Pérez juró frente a una decena de gobernantes y más de cinco mil invitados extranjeros y nacionales, en un acto solemne celebrado en un polideportivo, en el sur de la capital, entre nutridos aplausos y al son de bandas militares.

Otto Pérez juró frente a una decena de gobernantes y más de cinco mil invitados extranjeros y nacionales, en un acto solemne celebrado en un polideportivo, en el sur de la capital, entre nutridos aplausos y al son de bandas militares.

GUATEMALA, 15 de enero.– El general retirado de derecha Otto Pérez, un experto en lucha contrainsurgencia, asumió ayer el poder en Guatemala con el desafío de enfrentar la pobreza y el crimen organizado en uno de los países más violentos del mundo.

“El cambio ha llegado; el cambio ya comenzó”, proclamó el general retirado de 61 años, quien se convirtió en el octavo Presidente de Guatemala en la era democrática que inició en 1986, tras continuos regímenes militares autoritarios y fraudulentos.

“Es difícil la situación en salud, educación y desnutrición. Es urgente corregir el rumbo”, enumeró Pérez, quien culpó a la saliente administración del socialdemócrata Álvaro Colom de la situación en Guatemala.

En la última parte de su discurso, el mandatario dijo que había dejado dos temas: el narcotráfico y la trata de personas. Expuso que Guatemala se ve envuelta, por su localización geográfica, en la producción, consumo y tráfico de drogas.

Destacó que en este “campo de batalla” su gobierno está decidido a luchar, pero advirtió que “no podemos ni debemos estar solos”, por lo que “apeló” a la cooperación de México, Colombia, Centroamérica y “especialmente” Estados Unidos, asumiendo la “corresponsabilidad” para la prevención y el combate al narcotráfico.

Pérez recibió la banda presidencial de manos del hoy ex presidente Colom (2008-2012).

El mandatario evocó a los mayas y dijo que más de la mitad de los guatemaltecos son herederos directos de éstos. Asimismo, relacionó el arribo dentro de 11 meses al nuevo Baktun, la unidad más larga del sistema calendárico maya, en 2012, con el inicio de su gobierno como una “coincidencia, por grandes cambios positivos”.

Otto Pérez juró frente a una decena de gobernantes y más de cinco mil invitados extranjeros y nacionales, en un acto solemne celebrado en un polideportivo, en el sur de la capital, entre nutridos aplausos y al son de bandas militares.

Guatemala afronta una de las tasas de asesinatos más altas del mundo (38 por cada 100 mil  habitantes) y la pobreza agobia a la mitad de los 14.3 millones de guatemaltecos.

La investidura se vio conmocionada por el asesinato a tiros el viernes del diputado opositor Valentín Leal y su hermano, en víspera de asumir su banca en el nuevo Congreso, luego de ser reelecto en representación de Alta Verapaz, zona controlada por el narcotráfico (próxima a México).

Unos dos mil efectivos de la policía, apoyados por el ejército, custodiaron sitios estratégicos, con unidades antiexplosivos y de élite en la sede de la ceremonia.

Los cárteles de la droga, en especial Los Zetas de México, se extendieron en los últimos años por vastas áreas del territorio guatemalteco –entre ellos en Alta Verapaz– y son responsables de 40% de las muertes que enlutan al país, según estimación oficial.

Al rendir ayer  su último informe de gestión ante el Congreso, Colom calificó la escalada de violencia como “perversa” y reconoció que, a pesar de algunos avances, deja “profundos rezagos” en pobreza y seguridad.

Pérez promete obtener resultados en los primeros seis meses y terminar su gestión reduciendo a la mitad la tasa de homicidios y lograr diez puntos menos en el índice de 49% de niños menores de cinco años con desnutrición crónica, el más alto de Latinoamérica y quinto en el mundo.

Al acto de juramentación acudieron los presidentes Felipe Calderón (México), Juan Manuel Santos (Colombia), Daniel Ortega (Nicaragua), Porfirio Lobo (Honduras), Mauricio Funes (El Salvador) y Laura Chinchilla (Costa Rica), así como el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.


* * *


Una Respuesta de “El cambio ha llegado a Guatemala”, dijo el nuevo Presidente

  1. El capitan nemo 15/01/2012 en 7:32 PM

    No cabe duda que los politicos son universales, mentirosos todos

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.