Ya tiene Greenpeace 118 mil firmas en contra del proyecto Cabo Cortés

 

“Hasta el momento, contamos ya con 118 mil firmas”, dijo Olivera, mismas que serán entregadas a las autoridades del país, en demanda de que se escuchen las voces en contra del proyecto de Cabo Cortés y a favor de Cabo Pulmo, informó Alejandro Olivera.
“Hasta el momento, contamos ya con 118 mil firmas”, dijo Olivera, mismas que serán entregadas a las autoridades del país, en demanda de que se escuchen las voces en contra del proyecto de Cabo Cortés y a favor de Cabo Pulmo, informó Alejandro Olivera.

No es lo mismo que hace una década, dijo Alejandro Olivera, quien consideró que en Baja California Sur, y sobre todo en su capital, el puerto de La Paz, se nota un movimiento con una fuerza diferente a la del pasado.

 El activista, miembro de la connotada asociación conservacionista Greenpeace, estuvo entre los paceños para promover, el fin de semana pasado, la campaña “Un voto por Cabo Pulmo”. Se llevaron a cabo una serie de actividades encaminadas a manifestar lo que llamó “el rechazo a un desarrollo depredador, que pretende acabar con la biodiversidad existente en la única reserva de arrecifes coralinos del pacífico mexicano”.

 “Desde el movimiento de Balandra, y ahora el movimiento contra la minería tóxica, no es lo mismo que hace una década, inclusive, creo que se está tomando mucha conciencia y, precisamente por eso, estamos aquí, para que la gente se sume a la campaña a favor de Cabo Pulmo.

 “Hasta el momento, contamos ya con 118 mil firmas”, dijo Olivera, mismas que serán entregadas a las autoridades del país, en demanda de que se escuchen las voces en contra del proyecto de Cabo Cortés y a favor de Cabo Pulmo, informó.

 Voluntarios de Greenpeace acudieron a Balandra, el pasado fin de semana, donde recolectaron firmas a favor de su campaña contra el desarrollo turístico a gran escala en las inmediaciones del parque marino y formaron un dibujo en la arena con el logotipo de su campaña, a la que sumaron 700 firmas más de habitantes y visitantes del Puerto de Ilusión.

¡Comparte!

* * *