Ya se cansaron de pedir justicia “al mejor gobernador del país”
Daniel Hernández Aguirre
La omisión y falta de sensibilidad de Covarrubias Villaseñor con los ciudadanos y los familiares de víctimas del delito afecta ya a cientos de familias, señala el señor Hernández Aguirre.

La Paz, Baja California Sur.- “Ya estamos cansados de pedirle que nos haga justicia al mejor gobernador del país”, señala Daniel Hernández Aguirre, padre del joven abogado, Jonathan Hernández Ascencio, asesinado  hace ya más de tres años, luego de las últimas protestas de familiares y amigos de víctimas llegaran a Palacio de Gobierno, como él lo ha hecho en diversas ocasiones, sin obtener respuesta del mandatario estatal Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, y la encuestadora Covarrubias y Asociados lo calificara como el mejor gobernador de México.

La omisión y falta de sensibilidad de Covarrubias Villaseñor con los ciudadanos y los familiares de víctimas del delito afecta ya a cientos de familias, señala el señor Hernández Aguirre, quien hace un llamado a los legisladores de todos los niveles, a nombre de aquellos que han sufrido el rechazo del gobernador, para que volteen la cara al tema de procuración de justicia en la entidad y al proceder en este campo de Covarrubias Villaseñor.

“Le estamos pidiendo a los diputados estatales, a los diputados federales y a los senadores de Baja California Sur que tomen cartas en el asunto, ya que en próximas fechas la mayoría de ellos van a andar pidiendo el voto. Entonces es muy importante que cualquiera de los legisladores, de cualquier partido, hagan la diferencia, porque en las próximas fechas que anden pidiendo el voto, pues ahí nos vamos a ver las caras”.

Asimismo, don Daniel hizo un llamado familias agraviadas y a la sociedad en general a ser la propia sociedad el motor del cambio, exigiendo a las autoridades el buen y correcto desempeño de sus funciones, por las cuales cobran dinero de los impuestos que día a día y con esfuerzo pagamos los sudcalifornianos y todos los mexicanos.

“A todas las familias que han sido agraviadas, es el momento también de nosotros como ciudadanos hacer la diferencia, en el aspecto de obligar a estas personas a que nos cumplan, como nos lo prometieron en sus campañas en las elecciones pasadas”.

¡Comparte!

* * *