Ya no pueden los abarroteros contra tanto Oxxo

Héctor Miranda